h1

Rajoy, sus amigos narcotraficantes, Reservoir Dogs y la prensa en crisis

4 abril 2011

El líder conservador dio el pistoletazo de salida a las europeas de 2009 a bordo del ‘Moropa’. Pertenece al clan del traficante “más importante de España”, según la PolicíaPere Rusiñol, Diario Público

El entonces president de la Generalitat Maragall se cabrea con la continua falta de respeto que le muestra Artur Mas en el pleno del Parlament y le endosa el famoso “Vostès tenen un problema i aquest problema es diu tres per cent” [que al final resultó ser el 20%]. El presidente de la entonces Fundació Trias Fargas (la de Convergència y la que cobraba las comisiones de Ferrovial a través del Palau; ahora fundació Catdem), Agustí Colomines, se cabrea delante de Cuní y amenaza con “tirar de la manta”.

A mi sempre m’ha fet molt mals ulls anar al CIDOB, que està presidit pel senyor Narcís Serra i veure que la majoria de les activitats estan subvencionades per Caixa Catalunya, que també esta presidida per Serra. Em fa mal d’ulls, però mai he dit res perquè és legal. És legal, llavors que faci el que vulgui. Però si a tu et van pressionant, al final un diu: ‘si em pressionen ho escamparem tot’, fotrem una escampada generalitzada de sospita de tot i fotrem en crisi el sistema i això és Itàlia”, ha dit un molt encès Colomines.

López Tena acusa a Duran Lleida de corrupto, de cobrar comisiones, de vender enmiendas a lobbies, de premiar a amantes con cargos públicos y de financiar su “extensa y completa” vida sexual con dinero público; Huguet, ex conseller de Esquerra, comenta que esto ya es “vox populi“. Mariano Rajoy monta un acto político en un barco propiedad de “el traficante más importante a nivel nacional”. Y no pasa nada.

Si fuera periodista, leyendo cualquiera de estas noticias, abría el cajón, sacaría boli y libreta y empezaría a hacer llamadas y a construir el caso hasta colgarlo todo en el blog personal – la quintaesencia del periodismo que es ese espíritu entre emprendedor y rata de cloaca que donde huele mierda allí se dirige y husmea. Pero nadie –o muy poca gente– lo hace, por la imposición de la autocensura (¡censura! ¡en democracia! ¡imposible!) y debida obediencia a los criterios empresariales. El maestro Poch comenta la obviedad de que, en los mercados políticos de masas occidentales, los medios de comunicación son empresas, estructuras esencialmente jerárquicas que únicamente se deben a la maximización del beneficio económico; pedirles que cumplan su función democrática de fiscalizar el poder es pedirle peras al olmo. Son traficantes de información.

“España es una democracia secuestrada por las grandes empresas, por una plutocracia mercantilista que ha puesto las instituciones del Estado a su servicio”Roberto Unger, profesor de Derecho en Harvard, exministro de Lula

Los mass media tan sólo se encargan del márketing de la amalgama amorfa entre Estado y Mercado que es España en particular y este modelo de capitalismo en general. Los periodistas ya no investigan -se dedican a copiar los teletipos de las agencias- y las ruedas de prensa ya son sin preguntas. El periodista que destapó el vínculo de Rajoy con el narcotráfico, José Luis Gómez, director hasta ahora de Xornal de Galicia, ha sido despedido. ¿Tendría que haberse autocensurado?

“Según fuentes consultadas, Rajoy sugirió que presidirá el Gobierno en breve, lo que significa tener el poder para continuar adjudicando o no, las obras públicas de las principales empresas españolas, entre ellas, por supuesto, la constructora San José [propiedad de Jacinto Rey, propietario de Xornal de Galicia]”.

¿Por qué Maragall calló? ¿Por qué Colomines no tiró de la manta? Porque, sencillamente, PSC y CiU se cogen recíprocamente de los huevos, al igual que el PPSOE, este monótono y estancado simulacro de pluralidad política. Maragall no estará untado, pero se debe al partido, con múltiples redes clientelares a nivel municipal, y CiU se calla muchas cosas a condición de que éste se calle sobre las propias (sus habituales casos de corrupción). Es un pacto de silencio al más puro estilo mafioso. Es, de hecho, como el final de Reservoir Dogs; todos se apuntan con las pistolas pero nadie dispara porque prefieren vivir. El periodista tiene este espíritu kamikaze que le haría irrumpir en la escena, gritar si el señor Naranja es madero (o no) y dejar que los gatillos dejen escapar las balas: exactamente lo que fue el caso Tangentopoli en Italia. Y es que estamos como en Italia en los ochenta.

La moralidad es una continuidad de grises, nunca blanco y negro. El derecho dibuja una línea roja a partir de un determinado gris y concede así la existencia de un blanco y un negro penales: es la diferencia entre ser inocente e ir a la cárcel. Pero en una sociedad como la actual, los “buenos comportamientos” no pueden ser meramente los comportamientos que no son ilegales: el escándalo de las MP expenses del Reino Unido era un ejemplo de “corrupción legal” (ésa que Colomines no delata); los parlamentarios no hacían nada ilegal, pero sí algo considerado poco ético -una tonalidad de gris por debajo de la línea roja de lo penal. Es precisamente en este espacio intermedio donde no operan policía ni jueces, pero sí los periodistas y la opinión pública, encargada de fiscalizar al poder. Si el periodista renuncia a eso, deviene un cómplice más de Joe Cabot, un señor Rosa más.

Reservoir Dogs – End Scene

2 comentarios

  1. Vivimos en una Omertà informativa total. Los periodistas saben esto y mucho mas, pero los perodicos viven de subvenciones públicas y no muerden la mano que les da de comer


  2. Terrible (i real) pla general de la situació… La indiferència i la claredat dels reaccionaris fa massa por… les novel·les catastrofistes-futuristes m’engoixen menys que aquest panorama…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: