Archive for the ‘Uncategorized’ Category

h1

disculpen las molestias

8 febrero 2010

(però foteu-vos). Una semana más y posteo un apasionante artículo sobre un tema de vuestra elección:

  • cómo la teoría de juegos ayuda a describir las diversas dinámicas sociales y políticas
  • Internet contra la Música y contra la Prensa – el ciudadano Kane ha muerto (y la ministra de Cultura también)
  • el contenido de una de las dos tardes que Jordi Sevilla tendría que haber dedicado a enseñar a Zapatero sobre economía
  • Dios (y etcétera)

En todo caso, si eligen, lo que elegirán es el orden de los posteos, pero es lo que tiene la libertad mística, siempre fluyendo entre los resquicios que nos deja el frío muro del determinismo estalinista.

h1

Cambiar Metrópolis, el hábitat del hombre-masa [para una nueva geografía urbana]

27 enero 2010

En el contexto social deslocalizado, el filósofo Emmanuel Levinas habla de la necesidad moral de restituir el valor del otro, de reconocer su rostro y reconocerlo como prójimo, sobre todo después de la hecatombe de la IIGM. Reconocer el rostro del otro no es más que empatizar con su dolor, sus miserias, sus alegrías y sus dudas; es darle una dignidad. Metrópolis, la ciudad alienadora que cosifica el ser humano, genera espacios vacíos donde los rostros quedan desdibujados y nadie se encuentra en el otro.

Dondequiera ha surgido el hombre-masa de que este volumen se ocupa, un tipo de hombre hecho de prisa, montado nada más que sobre unas cuantas y pobres abstracciones y que, por lo mismo, es idéntico de un cabo de Europa al otro. A él se debe el triste aspecto de asfixiante monotonía que va tomando la vida en todo el continente. Este hombre-masa es el hombre previamente vaciado de su propia historia, sin entrañas de pasado y, por lo mismo, dócil a todas las disciplinas llamadas «internacionales». Más que un hombre, es sólo un caparazón de hombre constituido por meres idola fori; carece de un «dentro», de una intimidad suya, inexorable e inalienable, de un yo que no se pueda revocar. De aquí que esté siempre en disponibilidad para fingir ser cualquier cosa. Tiene sólo apetitos, cree que tiene sólo derechos y no cree que tiene obligaciones: es el hombre sin la nobleza que obliga -sine nobilitate-, snob.

Ortega y Gasset, La rebelión de las masas

El hombre-masa, the average man of today, es el niño sin cara de Pink Floyd: alguien infantilizado que ha renunciado a sus responsabilidades para con el otro. Ha delegado funciones esenciales del ciudadano como la política o la educación, tareas que todos tenemos que llevar a cabo en una comunidad cohesionada, en especialistas ajenos que ni les va ni les viene. La deslocalización social, por lo tanto, conlleva dejación de responsabilidades en la política y en la escuela, pero también es causa de delincuencia: es más fácil robar a quién sólo se ve como una víctima (y no como una persona). Igualmente, promueve también la conflictividad social: sin ir más lejos, los problemas en la organización territorial de España muchas veces vienen por la incomprensión que mantienen sus pueblos, sólo entendiéndose mediante una prensa morbosa que funciona a golpe de titular.

Read the rest of this entry ?

h1

Bell blau ca pensa cap endins

9 mayo 2009

pasqua 722