Posts Tagged ‘populismo’

h1

Esperanza Aguirre, la empanada del parásito

19 septiembre 2011

«Si la educación es obligatoria y gratuita en una fase, a lo mejor no tiene que ser obligatoria y gratuita en todas las demás fases» 

Esperanza Aguirre

Esperanza Aguirre es una gran estratega política, de ésas que te apuñalan por la espalda después de firmar un pacto de gran calado donde has bajado la guardia, al modo más romano o ya directamente visigótico. Pero esto no quita -en absoluto- que sea, como buena nacionalista de derechas, un auténtico parásito del Estado que ella misma quiere desmantelar: se ha pasado toda la vida cobrando del erario público, al igual que la mayoría de sus consejeros, para precisamente destruir lo que tenía que ser la res publica y ahora tan sólo es el zombie que sostiene artificialmente los monopolios que casualmente resultan ser propiedad de los amigos de Esperanza.

Pero es que la educación no es gratuita para nada. La pagamos entre todos con nuestros impuestos. Sólo es gratuita para quien defrauda: ¿cómo es que ella piensa exactamante esto?

h1

Ni putas ni sumisas ni racistas

10 mayo 2011

Viendo la propaganda electoral racista de la aún no ilegalizada (y podemos esperar) Plataforma per Catalunya, uno recuerda el movimiento feminista con origen en París que se rebeló tanto contra los orwellianos cánones de belleza occidentales –ni putas– como contra el sometimiento a las normas tradicionales islámicas –ni sumisas. Pero yendo más allá, cuando nos acordamos de que lo que decide si un inmigrante es regular o irregular no es ninguna esencia milenaria sino nada más que un convenio –la ley de Extranjería-, que resulta que con sus arbitrariedades contrarias a los derechos humanos crea una enorme bolsa de trabajo de trabajadores sin derechos laborales ni políticos listos para ser explotados en el 23% del PIB español, que es lo que representa la economía sumergida.

El PPSOE es delictivamente permisivo con la economía en negro, auténtica lacra de Europa del Sur (76000 millones de euros que dejamos de ingresar): el PPSOE no persigue el fraude fiscal y además crea la figura jurídica del inmigrante sin papeles ni derechos – la mano de obra que sustentó el boom inmobiliario español, el «ascenso de nuestra economía con los grandes de Europa» y la garantía de la sostenibilidad de las pensiones y el conjunto del Estado de Bienestar. Y etcétera. Los inmigrantes constituyen una de las bases fundamentales de la pirámide social española; el PPSOE esto lo sabe, pero insiste en un discurso xenófobo que no sólo es criminal, sino también groseramente cínico e irresponsable a nivel económico.

Pero son extremadamente efectivos cuando apelan a las emociones de los trabajadores de clases bajas, que se encuentran compitiendo por los mismos recursos que los inmigrantesno es una cuestión de racismo cultural o étnico (un factor secundario), sino el resultado de un conflicto social. Pero este conflicto social esconde una enorme falta de conciencia de clase: tanto autóctonos como inmigrantes comparten intereses económicos contra una élite que parasita su fuerza de trabajo, creando un sistema social injusto con los trabajadores -independientemente de su nacionalidad- dedicado a preservar los privilegios oligárquicos.

Si a uno le meten en una jaula con un león, obviamente el primer impulso será cagarse en el león, pero el responsable último del marrón es el diseñador de la jaula, que resulta que es el mismo que me ha metido dentro apuntándome con la pistola. En todo caso, podríamos hacer lo mismo con los propagandistas racistas del PPSOE que lo que hacía mi profesora de inglés cuando pedía un voluntario y algún listillo corría a señalar a un compañero, que le tocaba al listillo hacer de voluntario: expulsar del país a la gente que exija expulsar a otros.

h1

¿Es Duran Lleida un chorizo? | el fraude fiscal, legal e ilegal

19 marzo 2011

Evidentment que no és igual, com no és igual la presumpta actuació de la Sra. Ortega a què el secretari general d’un partit polític sigui un corrupte, cobri comissions, vengui esmenes de lleis a grups d’interès, premiï amb càrrecs públics les seves amants i ex-amants, i dediqui diners públics a finançar la seva vida sexual, variada i extensa, i ja m’entens de què t’estic parlant, oi sr Duran?

Alfons López Tena, De la insídia i de Duran

Dejando de lado las no-afirmaciones del brillante orador independentista López Tena y los pecados -la mentira- de la muy cristiana vicepresidenta del Govern dels Millors, a mí lo que me preocupa es el carácter choricero de su jefe Josep Antoni Duran Lleida, que se erige en particular sheriff de Nottingham (robo a los pobres para dárselo a los ricos) para plantear la legalización del fraude fiscal de facto, por lo que respecta al impuesto de sucesiones, que quiere abolir antes de las elecciones municipales. Resulta que el impuesto de sucesiones, garante de una sociedad meritocrática, lo paga el 60% de la población catalana y el 73% de los que pagan pagan un máximo de 200 euros 200. El 10% de las herencias (de un patrimonio medio de 900.000 euros 900.000) aportan el 80% de la recaudación del impuesto de sucesiones, que constituía el 4% del presupuesto de la Generalitat. Lo que plantea Duran Lleida, por lo tanto, es sencillamente un timo: la legalización de la injusticia económica – el fraude fiscal, una práctica global.

España, como los países del sur europeo, tiene una presión fiscal muy baja (10 puntos por debajo de la media europea), a cuesta de unos servicios públicos que terminan por ser deficientes y se gestionan mal. Pero según todas las encuestas, la gran mayoría de la población prefiere pagar impuestos y gozar de unos buenos servicios públicos. Pero claro está, esto no lo leeremos en la Vanguardia. Esta crisis ha supuesto un aumento enorme de la pobreza y la exclusión social, un descenso del poder adquisitivo medio, y al mismo tiempo del aumento vertiginoso de las grandes fortunas y los beneficios de las grandes empresas. Se instituye, por lo tanto, el neofeudalismo.

El fraude legal: eliminar los impuestos a los ricos Desaparecida la correlación de fuerzas entre capital y trabajo (caída muro, olvido Gran Depresión, globalización financiera), el capital se siente con suficiente poder para sacudirse del deber de aportar algo a la sociedad de la cual extrae su riqueza. Mediante lobbies de presión, los impuestos a los más ricos se reducen a un mínimo en todo Occidente, al mismo tiempo que todo el peso impositivo recae sobre las rendas del trabajo al margen de las rendas del capital en un perverso desequilibrio (que además perjudica a la creación de empleo) porque éstas son mucho mayores. De este modo se consigue eradicar la progresividad fiscal: los impuestos sobre las transacciones financieras simplemente no existen. La figura jurídica de las SICAV permite, legalmente, pagar unos impuestos de tan sólo el 1%. Precisamente, los últimos y salvajes recortes sociales de Zapatero no habrían sido necesarios en ninguna medida si el impuesto de patrimonio, el tipo máximo del IRPF, el impuesto de sociedades o el impuesto de sucesiones no hubieran sido abolidos o reducidos. Se reducen los impuestos a los ricos y se desmantela el Estado de bienestar al mismo tiempo. La jugada es perfecta.

El fraude ilegal: paraísos fiscales El 82% de las empresas del IBEX están ubicadas en paraísos fiscales, opacos a los países de origen del capital financiero, tan volátil y poco fiscalizable. La economía sumergida se calcula en un 25% del PIB (un 22,3% en Catalunya), respecto el 12-13% de la media europea. Fiscalizar eso supondría recaudar 40.000 millones de euros, perfecto para aliviar el déficit español. Sobre esto los propios inspectores de Hacienda declaran que se les dirige desde el poder político al delito fiscal menor, y se obvia el delito a gran escala. El empresario medio declara al fisco que es mileurista. Como dijo el Bigotes de la Gürtel, «ahora que gobierna el PSOE en Hacienda, irán a por nosotros». El Bigotes, como tanto otro empresario modélico español, votaba al PP a cambio de la ceguera deliberada de Hacienda: es la simbiosis entre poder político corrupto, empresariado corrupto y ciudadanía complaciente que vampiriza a España.

A primera vista, al ciudadano de a pie le parece que le beneficia la reducción de impuestos que promete Duran Lleida. Pero el ciudadano de a pie no comparte intereses con los más ricos, en absoluto. No tiene un patrimonio, por ejemplo, de 900.000 euros. Y la abolición del impuesto de sucesiones a quién beneficia es, lógicamente, a estos patrimonios, y no a quién paga como máximo 200 euros. Es la demagogia más choricera, hecha, eso sí, de un modo bastante elegante. Pero no por eso deja de ser un timo.

Número de piscinas declaradas por los habitantes de la zona norte de Atenas: 324.

Número de piscinas descubiertas con fotos por Hacienda: 16.974.

Various studies, including one by the Federation of Greek Industries last year, have estimated that the government may be losing as much as $30 billion a year to tax evasion — a figure that would have gone a long way to solving its debt problems.

Íñigo Sáenz de Ugarte, Las piscinas invisibles de Grecia, (3/5/2010)

Hisenda no som tots, un documental necesario. Muy interesante el hecho de que se decida perseguir los paraísos fiscales ahora que el defraudador ya no son grandes fortunas, sino también pequeñas.

h1

¿Es Artur Mas un chorizo?

17 marzo 2011

Eso me pregunto yo al leer el periódico y enterarme que (namberuán) el tesorero de Convergència hasta el pasado enero, Daniel Osàcar, ha sido imputado por el cobro de comisiones ilegales de Ferrovial a través del Palau de la Música, por la adjudicación de las obras de la Línia 9, la Ciutat de la Justícia y un polideportivo en Sant Cugat (siendo conseller de Obres Públiques Felip «Terminator» Puig, el actual y antiético conseller de Interior), lo que constituye un caso de financiación ilegal y corrupción política. Obviamente aquí pesa la presunción de inocencia; ahora bien, los peritos de Hacienda han declarado que los cobros «son muy probables» y no estamos hablando de un ciudadano cualquiera, sino del tío que llevaba las cuentas del partido ahora en el gobierno de Catalunya. ¿Hasta qué punto la campaña de CiU que ganó Mas fue financiada con estos sobornos? ¿Hasta qué punto la actual campaña de Trias para Barcelona está financiada con este dinero? ¿Hasta qué punto es culpable y encarcelable Felip Puig? ¿Hasta qué punto conocía Artur Mas esta oscura trama de corrupción?

Como en mi pueblo decimos que «quién calla, otorga» y el president del tres per cent aún no ha hecho ninguna declaración institucional al respecto, pues me pregunto, que no afirmo, si Artur Mas es un chorizo. Las sospechas aumentan cuando uno ve el oscuro historial de corrupción de CiU y uno recuerda la cuenta de su padre en Liechtenstein de la que  Mas es beneficiario y es investigada por fraude fiscal. ¿Dónde estás ahora, president, cuando te necesitamos para limpiar la reputación de esta institución que dices defender? En Japón dimitió hace poco el ministro de Exteriores por aceptar 400 euros de una coreana. A ver si aprendemos, president.

Mas y Duran seleccionaron mano a mano a Mascarell y los tres independientes.
Todos los consellers son universitarios y la mayoría con expedientes deslumbrantes

La Vanguardia, Mas nombrará a Joana Ortega vicepresidenta del Govern

Pero (nambertú) ahora resulta que la vicepresidenta del Govern dels Millors no tiene título universitario, sino tan sólo de bachiller. Eso no sería problema (también existen la universidad de la vida y la universidad de la empresa privada, no nos vamos a poner elitistas, como hicieron en su momento los opinadores antitripartit) si la vicepresidenta, tan ferviente católica ella, no hubiera mentido en su currículum para conseguir un puesto de trabajo que pagamos entre todos los ciudadanos de Catalunya. Hace poco el ministro de Defensa alemán dimitió por plagiar su tesis doctoral. A ver si aprendemos, president, y hacemos dimitir a los que mienten a la ciudadanía, porque si no entonces estamos asumiendo su culpa.

Y namberzrí… el ridículo del límite de los 80 km/h, contra la opinión de las asociaciones científicas de salud pública, ahora que nos enteramos que tan sólo la contaminación de los coches diésel ya nos quita a los barceloneses trece meses de vida trece;  la derogación a lo Gadafi del Código Ético de los Mossos d’Esquadra; el desalojo de ocupaciones sin orden judicial; un conseller de Sanitat con intereses privados; el hit «las crisis árabes ayudarán el turismo de las costas catalanas»; la sumisión del Govern dels Millors al lobby nuclear (con su intención de construir el cementerio atómico en Ascó en plena revisión de este tipo de energía) con el hit «si nos gobierna ICV el Camp Nou se quedará a oscuras» y al de las concesionarias de las autopistas (salvándolas con dinero público en Madrit); más el hit del concierto fiscal «donde dije digo, digo Diego (dos días dos después del 28-N)» -eso es, mentir en campaña-, más la manipulación de los medios de comunicación para ganar elecciones y sembrar odio con un ejército de superopinadores, más la demagogia de siempre de decir que defienden a un territorio que históricamente han despreciado con su centralismo en infraestructuras. Y esto tan sólo en cien días de gobierno de derechas.

Entonces uno entiende qué es eso del nacionalismo: la muy simple y muy falsa idea de que «nosotros defendemos al país» para poder engañar electores, ganar elecciones y poder desarrollar un intenso programa de choriceo, latrocinio y destrucción de la democracia. El nacionalismo consiste, por lo tanto, en apelar de manera vaga pero efectiva a los sentimientos de pueblo, de nación, que puede albergar la ciudadanía, para poder robar a las arcas públicas y un largo etcétera.

Es la fina diferencia entre nacionalismo e independentismo; los primeros apelan a sentimientos para poder engañar a la ciudadanía, mientras que los segundos tienen un programa político basado en conclusiones racionales y dentro del marco democrático.

h1

Cosas del caciquismo de CiU

9 febrero 2011

Artur Mas lleva ya un mes de govern dels millors y está que se sale:

  • incumplimiento de promesas electorales 1 el president del tres per cent vuelve al escenario del crimen donde pactó el recorte del Estatut para no-hablar de su promesa electoral número uno, el concierto fiscal, de la que comprensiblemente (porque ya la sabíamos inviable) se rajó a los dos días de ganar las elecciones, se baja los pantalones y vuelve a Barcelona aplaudido por la caverna mediática.
  • incumplimiento de promesas electorales 2 El elevado nivel de contaminación de Barcelona lleva a suspender la muy demagógica y reaccionaria promesa de eliminación del límite de velocidad de los 80 km/h, denunciada por las sociedades científicas de salud pública y los expertos en meteorología, que de paso ya han sido democráticamente purgados por el govern dels millors.
  • robar a los pobres para dárselo a los ricos 1 el conseller de Sanitat Boí «¿qué es esto de las incompatibilidades?» Ruiz anuncia su muy loable intención de «racionalizar» el servicio público de la sanidad, que esperemos no confunda con «privatizar» (viendo cómo últimamente se acostumbran a confundir los términos, además de sus propias declaraciones), vistos los exitosos resultados de la sanidad privada en España, que constituye los mismísimos pies de barro del Imperio Americano.
  • robar a los pobres para dárselo a los ricos 2 vamos a seguir pagando obras públicas deficitarias (como el AVE) mediante peajes para que siga entrando dinero a las cajas de las grandes constructoras como Ferrovial, ya que pobrecitas se han quedado sin dinero después del estallido de la burbuja inmobiliaria.
  • opacidad democrática como ciudadano sigo esperando las explicaciones de Artur Mas sobre las muy turbias relaciones entre CiU y Millet, al mismo tiempo que el juez Solaz pide el traslado.
  • matonismo 1 Felip «la impunidad ha terminado» Puig, el Terminator catalán, se pone al lado de los buenos, es decir, ésos que ejecutan 20 desahucios diarios en Catalunya, ponen directamente cabezas de caballo en nuestras camas cuando los jueces los contradicen («devolver la vivienda liquida la hipoteca«) o vulneran los propios contratos firmados (el dramático caso de José Luis Burgos contra el Banco Santander), y se dedica a la mano dura contra los malvados y sucios okupas que reivindican el radical derecho constitucional a una vivienda digna.
  • matonismo 2 pactan la ley Sinde en el Senado.

Vaya, ¿así que esto era «defender a Catalunya»? País…

h1

El curioso feedback suicida de la izquierda que llega al Parlamento

16 diciembre 2010

Porque es naïve, ingenua, un cordero entre lobos, cree, erróneamente, que cuando ya en el Parlamento uno se sienta a negociar con lobbies de intereses, pusilánimes convergentes, beligerantes senadores del Partido Republicano, lo que sea, etcétera, ellos van a prestarse a un debate racional y sereno sobre lo que más conviene al país. Alguien criticaba precisamente eso en el presidente Obama: creer que se encontraría interlocutores consecuentes, coherentes, racionales y con un sentido de la voluntad general. Es un error. Hay gente que atiende más a las razones del chulo piscinas que del gris gestor del dinero.

Sobre esta ingenuidad mayúscula (a la que tampoco puede renunciar, porque dejaría de ser izquierda), se fundamenta su política parlamentaria: así, inevitablemente termina descafeinando sus propuestas de reformas. El descafeinamiento provoca la desilusión de su electorado, que se aleja de ella. Este alejamiento de su electorado aumenta la debilidad de la izquierda en el Parlamento, que ya no puede negociar sus reformas con tanta fuerza. Esto hace que tenga que descafeinar aún más sus propuestas y así su electorado se termina desvinculando totalmente de lo que en un inicio había sido su primera opción. Éste es el curioso feedback suicida que empieza con Zapatero diciendo: «Os prometo que el poder no me va a cambiar» y termina con Zapatero declarando estados de alarma para sofocar huelgas, abaratando el despido y dando a los más ricos lo que es de los más pobres.

Esto no tiene por qué pasar así: la izquierda parlamentaria siempre será débil en sus negociaciones con el establishment, siempre la criticarán desde los mass media, pero tiene que tener en cuenta que su poder no reside en el número de sillones que hay en el Parlamento, sino en la base social que la apoya. Cuando se siente a negociar, tiene que decir que esto se hará así, que renuncia categóricamente a descafeinar sus reformas, y si éste o aquél no lo aceptan habrá boicots, huelgas, manifestaciones, hasta que caiga. La izquierda tiene que ser muy consciente de que implementar sus reformas será difícil, y que tiene que estar siempre conectada con donde reside su poder: la base social. Si no hay conexión, tenemos un electorado desilusionado y una izquierda débil que termina convirtiéndose en derecha.

h1

Machete don’t text / la ley de extranjería en España

9 octubre 2010

We didn’t cross the border. The border crossed us!

En los años cincuenta y sesenta (y hasta antes) hubo procesos de migración del sur de Europa (Portugal, Italia, España, Grecia) hacia el norte (Alemania, Holanda o Bélgica, etc). Ahora en un mundo globalizado las migraciones son a escala global y de países subdesarrollados (en la pobreza por una combinación de corrupción e incompetencia local y por el otro lado injusticia de un mercado regulado por Occidente) a democracias occidentales. Estas sociedades democráticas -como la nuestra- en vez de aprovechar como un beneficio para el crecimiento social un influjo de población como ése, han decidido blindarse, convertirse en una fortaleza miedosa y cobarde y cargarse los fundamentos esenciales sobre los que se construyeron: algo tan básico como la igualdad de los ciudadanos ante la ley, que la mera existencia de la ley de extranjería incumple categóricamente.

La ley de extranjería no es sólo contraria al Estado de derecho, sino que genera una división artificial entre inmigrantes legales e ilegales que mucha gente termina percibiendo erróneamente como realidad eterna y cree delito lo que es sólo un problema administrativo: no tener papeles. Ayer mismo un colega me comentaba que perdió el deneí, pero, como no es moreno de piel, la policía no lo detiene en sus habituales controles ilegales de sin papeles ordenados directamente por Rubalcaba, ministro de Interior, profundamente opuestos a las garantías democráticas de una sociedad libre y que sólo pueden evocar las deportaciones masivas de gitanos de Sarkozy y de judíos de Hitler. Estamos destruyendo los pilares básicos de nuestra sociedad democrática por medio de populismos y demagogias, que, otra vez más, ocultan la realidad económica del problema.

La inmigración es un proceso social y económico. El crecimiento  crea trabajo y la oferta de trabajo atrae mano de obra. Estamos generando un enorme gasto de dinero (inútil) intentando frenar lo que es un mero proceso social que responde a esta dinámica económica… que obviamente genera problemas de convivencia social o delincuencia en determinados barrios como el Raval o Lavapiés. Ésta es una realidad social que ni el político ni el habitual acusador de racismo pueden ignorar. Ahora bien, la respuesta a que se le da el problema habitualmente son políticas populistas y retrógradas. Analizémoslas:

  • no realizan políticas de integración social eficientes que pudieran mejorar la convivencia en estos barrios. Al contrario, siguen dejando que autóctonos e inmigrantes compitan por los mismos recursos sociales (beneficios, ayudas, etc), que divide totalmente a dos colectivos prácticamente en la misma situación (¡si no, no estarían compitiendo por las ayudas!) y sin conciencia social (de clase) no se rebelan contra el verdadero origen del problema: el sistema económico que marginaliza tanto a autóctonos como a inmigrantes.
  • en su peculiar división entre legales e ilegales, la ley de extranjería genera una enorme bolsa de trabajo de trabajadores sin derechos ni protección social, es decir, con salarios ínfimos y totalmente explotables por parte de los «empresarios» del milagro español: ladrillo y turista. PP y PSOE son los arquitectos de una ley de extranjería que al final clasifica a los inmigrantes entre no explotables y explotables; se tiene que decir bien claro que éstos últimos han tenido un rol fundamental en el espectacular crecimiento de la economía española de los últimos años. Ellos son la última pieza del capitalismo depredador.

Ah, y por último, recomendarles la película, Machete. Divertidísima. He knows the score. He gets the girls. He kills the bad guys. ¡Machete!

h1

¿Es Zapatero nazi?

25 septiembre 2010

Ya puestos a hacer demagogia barata, hagámoslo fuerte y toma Godwinazo. La paradoja es que lo que hago no es demagogia, sino realismo. Hace unos días la comisaria europea de Justicia y Derechos Humanos Viviane Reding comparó las deportaciones de gitanos con las de judíos de los nazis, cabreando tanto al fils de Pétain de Sarkozy que tuvo que ser defendido por un Zapatero de izquierdas y veinticinco gobernantes más:

«Hablar de política asquerosa o comparar con lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial nos parece absolutamente fuera de lugar»

José Luis Rodríguez Zapatero

¿Dónde está la contundencia contra unas deportaciones contra un colectivo en concreto en Europa sólo pueden evocar una cosa? ¿Dónde está el derecho a la no discriminación por raza? Los desmantelamientos de los poblados gitanos pueden ser legales (aunque la circular del Ministerio de Interior indique lo contrario, es decir, que Sarkozy es un auténtico fils de Pétain), pero también lo eran las leyes de segregación racial estadounidenses o las leyes de Nuremberg de 1935. Se puede argumentar, muy demagógicamente, que en este caso no hay cámaras de gas: esto indica un profundo desconocimiento de la historia, pues las deportaciones de Vichy fueron en 1940 (también hay un precedente en Francia, ¡de 1912!), las leyes de Nuremberg el 35, el ascenso de Hitler al poder el 33 y el Putsch de Múnich el 1925 y la Solución Final no fue aplicada hasta el año 1942. Mi punto de vista, funcionalista, considera que la Solución Final fue la dramática solución que dieron los nazis al problema de tener encerrados en campos de concentración (que después fueron de exterminio) a un montón de gente que se habían dedicado a deshumanizar en una perversa competición de a ver quién deshumanizaba más. Hoy, la perversión es que nos encontramos en la misma perversa dinámica, una sociedad en crisis que busca desesperadamente un cabeza de turco, y ayer eran los judíos y hoy son los gitanos.

Read the rest of this entry ?