h1

Boletín de Noticias

23 julio 2011

1 Justo después del salvaje atentado en Noruega, el periodista catalán de extrema derecha y director de e-Notícies, Xavier Rius, tuitea: Em sap greu, però ja ho va dir la Pilar Rahola: “L’Islam fa por. El colectivo de fascistoides sin complejos que abunda en estos lares ya hace suficiente el ridículo con su gala de prejuicios e ignorancia, que si atribuyes un atentado islamófobo a los islamistas ya ni te digo. Lo que da miedo en verdad son los fanáticos de cualquier ideología. ¿Qué ha causado más muertos en el mundo, la santa cruzada de Bush y Aznar o la de Bin Laden?

2 Literal: el Banco de España interviene la Caja de Ahorros del Mediterráneo para sanearla -inyectándole dinero público, nuestro dinero: la burrada de 5800 millones de euros- y después privatizarla -“venderla al mejor postor”, ya. Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el director del Banco de España, se dedica a incumplir sistemáticamente el trabajo por el que lo pagamos entre todos -supervisar las cajas del sistema financiero más sólido del mundo– al mismo tiempo que insiste en hacer de lobby para los intereses macroempresariales, es decir, empobrecer al trabajador, despojarle de derechos y de paso reírse en su cara. Ah, la cúpula de la CAM se subió el sueldo un 7,2% en plena debacle de la caja, esto es supervisión según el buen hacer de este arquetípico funcionario incumplidor y vago que es MAFO: un puro cachondeo. Es claro que hace falta un sistema de cajas dedicado a su función original y legítima, dar crédito a las empresas del tejido social, sea público o basado en cooperativas de crédito. Al mismo tiempo, es totamente necesario que los clientes de la caja asuman el deber de informarse sobre dónde tienen sus ahorros: la sociedad no tiene por qué pagar su ignorancia de haber metido los ahorros en una caja fraudulenta y opaca que cae y tiene que ser rescatada para salvar su dinero. El cliente tiene que exigir una buena gestión, al igual que el ciudadano, y responsabilizarse por ella.

3 Duran Lleida, nombrado candidato de CiU al Congreso. Es en estos momentos que uno desearía que Rupert Murdoch no fuera australiano sino español y hubiera pinchado el teléfono de un tipo que “es un corrupto, cobra comisiones, vende enmiendas de ley a lobbies, premia con cargos públicos a sus amantes y ex-amantes, y dedica dinero público a financiar su vida sexual, variada y extensa“. Así la política española pudiera ser un poco más honesta y no enclavada en esta omertà donde yo te tapo las miserias con mi silencio y tú me tapas las mías con el tuyo. País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: