h1

Muy bien, el Barça ganó la Liga – ¿y ahora, qué?

12 mayo 2011

Si tuvieras que elegir entre tener “la mejor liga de fútbol del mundo” y una economía y un país decentes, ¿qué elegirías? Sí, es una pregunta adecuada – sólo hay que mirar el ganador de la última liga alemana. Puro pan y circo: Zapatero aprobó los recortes sociales más bestias en nuestra historia democrática el mismo día del debut de España en el Mundial. Cristiano Ronaldo gana al año (12 millones de euros) casi tanto como la mayor donación privada en la historia a investigación científica en España (16 millones de euros). Microsoft compró Skype por 6000 millones; el presupuesto de España en I+D civil para el 2011 es de 7500 millones. De la UE, los españoles somos los que más horas trabajamos (1776 h/año) y los terceros menos productivos.

La cultura laboral en España es nefasta -pocos incentivos, muchas dificultades y pocos créditos para los emprendedores (pero sí para los fichajes de Florentino Pérez), poca integración del empleado en la empresa, nula optimización del tiempo trabajado (jornada partida), pagar por horas y no por resultados, poco valor añadido, etcétera- y todo esto viene de la mierda de nuestro modelo económico, vulnerable, débil, poco diversificado y basado en los chanchullos entre amiguetes -los oligopolios- y el fraude fiscal -23% del PIB-, que consiste en ser algo así como la Florida de Europa: monocultivo de ladrillo y turista y si puedes conseguir combinarlos en forma de jubilados nórdicos que te compran un chalé, pues maravilloso y espectacular. Y es que en este país hay tantos ingleses y alemanes como ecuatorianos. Y no hace falta decir quién viene a trabajar y quién a parasitar una Seguridad Social gratuita.

La crisis española no se generó en Wall Street. Tan sólo fue su desencadenante. El origen de la crisis se encuentra en el actual modelo económico, fruto del consenso a nivel político del PPSOE (más CiU). El próximo 22 de mayo tiene que plantearse, de hecho, como un referéndum sobre este nefasto modelo a nivel local: si queremos que nuestra ciudad siga siendo un parque temático para guiris donde reine la especulación inmobiliaria y la falta de convivencia o una ciudad europea, moderna y normal, donde la calidad de vida sea una prioridad (el aire, por ejemplo), la movilidad sea sostenible (ante la inminente crisis del petróleo) y esté basada en la economía del conocimiento y la innovación. Resulta que unos hablan de reducir el tráfico de los coches (que reduce 13 meses de vida a los barceloneses; Barcelona tiene una de las densidades de tráfico más altas de Europa, 3 veces más que Madrid, 4’5 veces más que Londres) y ampliar el horario del bicing mientras otros consideran que la bicicleta sólo es para pasear y discursean absurda e irresponsablemente sobre inmigración y delincuencia, aunque España tenga una de las tasas más bajas de toda la UE. Pero esto sólo son razones electoralistas para poder plantarnos su oligopolismo en la cara.

Está bien claro cuál es el modelo de PP, CiU y PSC para Barcelona – una fea y estéril ciudad de cartón-piedra, ahogada por la falta de libertad y la contaminación, bien lejos de los estándares europeos, que enriquezca a unos pocos a costa de nuestra ruina. ¿Realmente hace tanta falta seguir con esto? Ah, de paso, el 15 de mayo, 18 horas, plaça Catalunya, manifestación para una democracia real ¡ya!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: