h1

¡Ostia, pero si estamos en guerra!

31 marzo 2011

Por el puente de la Constitución, un gremio entró en huelga con unos servicios mínimos del 120% (servicios mínimos regulados por la -ejem- preconstitucional ley de Huelgas); el Gobierno decidió militarizar el conflicto laboral (en el que resulta que también ejerce de patrón, porque AENA es empresa pública), proclamar el estado de alarma por primera vez en democracia estableciendo un peligrosísimo precedente de autoritarismo. Y es que esto es como las drogas: se empieza no respetando el derecho al secreto de comunicación entre abogado y acusado y se termina declarando estados de alarma alegremente y gaseando a judíos. No es coña. Entonces, el 16 de diciembre del 2010 el Congreso votó a favor de prorrogar el estado de alarma un mes, con los votos a favor de PSOE, CiU, PNV y CC (más la abstención del PP). Y el 15 de enero, tal como vino -de improviso-, se fue, como si nos pareciera lo más normal del mundo que Zapatero les copiara las políticas de orden público a Mubarak, Gadafi, o a Bashar el Assad.

Un soldado del Imperio de la Libertad en plena acción democratizadora

Desde 2001 que España está en guerra en Afganistán pero aquí, tan lejos del frente, como si nada. Da igual que allí soldados americanos se fotografíen sonrientes con cadáveres de civiles (el atroz Kill Team), da igual que el número de civiles asesinados por “la Coalición” haya incrementado un 31% desde el 2009 hasta llegar a un máximo, como denuncia la ONU; da igual que, al margen de consideraciones éticas, la operación militar sea un desastre total; da igual que nos gastemos 400 millones de euros al año en plena crisis. Estamos en guerra pero como si no fuera con nosotros. No contentos con esto, el Gobierno español, después de ser un gran aliado del paga-campañas-de-Sarkozy líder de la revolución libia, decide embarcarse con el Reino Unido y Francia en otra guerra, esta vez por motivos humanitarios, como si no supiéramos ya que todas las guerras que han sido por estos motivos, sinceramente (Somalia) o no (Serbia, Kosovo, Irak) han sido un puro fracaso: siempre es el civil inocente el que acaba sufriendo.

En todo caso, otra vez al margen de consideraciones éticas, la operación empezó siendo improvisada, con la función de puro márketing de lavar la imagen de apoyadictadores de Sarkozy y Cameron, sin un plan ni dirección claros, apoyando a unos opositores sin ningún tipo de preparación militar (como se ve cada día) y además con una fuerte implantación de Al Qaeda (el 85% de los combatientes libios de Al Qaeda en Irak venían de Benghazi; precisamente un desafío a Gadafi en Libia, el primero en pedir una orden de detención internacional contra Bin Laden). El Congreso de los opositores ha afirmado su compromiso con los valores democráticos (¡mola!), al mismo tiempo que ha empezado a recibir armas de Occidente [en plan, quizá, “muyahidín antisoviético de los años ochenta”?, also known as Bin Laden, exacto] y que su nuevo líder militar vivió 20 años en Virginia, EUA, sin que nadie sepa muy bien lo que hacía tan cerca de los headquarters de la CIA.

Esto de las “guerras humanitarias” es un tema espinoso; primero, porque son espectacularmente “arbitrarias” (¿por qué Libia sí y en Siria, Bahrein, Yemen o Costa de Marfil no?; en Bahrein sí que ha habido intervención militar, pero esta vez a favor del dictador y proamericana), segundo, porque no son “asépticas” y termina habiendo muchas muertes civiles, y tercero, porque el nuevo régimen no “necesariamente” va a ser estable y democrático (Irak, Afganistán). ¿Es legítimo, por lo tanto, embarcarse en una cosa tan seria como una guerra, viendo las circunstancias? Es cierto que Gadafi es un dictador sanguinario, pero las dudas imponen. Las guerras no son limpias, como muchos podríamos pensar desde aquí, ya que es parte de la propaganda. Pero, como dijo Wael Abbas,

Hubiera bastado con no hacer negocios con Gadafi.

One comment



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: