h1

¿Es Duran Lleida un chorizo? | el fraude fiscal, legal e ilegal

19 marzo 2011

Evidentment que no és igual, com no és igual la presumpta actuació de la Sra. Ortega a què el secretari general d’un partit polític sigui un corrupte, cobri comissions, vengui esmenes de lleis a grups d’interès, premiï amb càrrecs públics les seves amants i ex-amants, i dediqui diners públics a finançar la seva vida sexual, variada i extensa, i ja m’entens de què t’estic parlant, oi sr Duran?

Alfons López Tena, De la insídia i de Duran

Dejando de lado las no-afirmaciones del brillante orador independentista López Tena y los pecados -la mentira- de la muy cristiana vicepresidenta del Govern dels Millors, a mí lo que me preocupa es el carácter choricero de su jefe Josep Antoni Duran Lleida, que se erige en particular sheriff de Nottingham (robo a los pobres para dárselo a los ricos) para plantear la legalización del fraude fiscal de facto, por lo que respecta al impuesto de sucesiones, que quiere abolir antes de las elecciones municipales. Resulta que el impuesto de sucesiones, garante de una sociedad meritocrática, lo paga el 60% de la población catalana y el 73% de los que pagan pagan un máximo de 200 euros 200. El 10% de las herencias (de un patrimonio medio de 900.000 euros 900.000) aportan el 80% de la recaudación del impuesto de sucesiones, que constituía el 4% del presupuesto de la Generalitat. Lo que plantea Duran Lleida, por lo tanto, es sencillamente un timo: la legalización de la injusticia económica – el fraude fiscal, una práctica global.

España, como los países del sur europeo, tiene una presión fiscal muy baja (10 puntos por debajo de la media europea), a cuesta de unos servicios públicos que terminan por ser deficientes y se gestionan mal. Pero según todas las encuestas, la gran mayoría de la población prefiere pagar impuestos y gozar de unos buenos servicios públicos. Pero claro está, esto no lo leeremos en la Vanguardia. Esta crisis ha supuesto un aumento enorme de la pobreza y la exclusión social, un descenso del poder adquisitivo medio, y al mismo tiempo del aumento vertiginoso de las grandes fortunas y los beneficios de las grandes empresas. Se instituye, por lo tanto, el neofeudalismo.

El fraude legal: eliminar los impuestos a los ricos Desaparecida la correlación de fuerzas entre capital y trabajo (caída muro, olvido Gran Depresión, globalización financiera), el capital se siente con suficiente poder para sacudirse del deber de aportar algo a la sociedad de la cual extrae su riqueza. Mediante lobbies de presión, los impuestos a los más ricos se reducen a un mínimo en todo Occidente, al mismo tiempo que todo el peso impositivo recae sobre las rendas del trabajo al margen de las rendas del capital en un perverso desequilibrio (que además perjudica a la creación de empleo) porque éstas son mucho mayores. De este modo se consigue eradicar la progresividad fiscal: los impuestos sobre las transacciones financieras simplemente no existen. La figura jurídica de las SICAV permite, legalmente, pagar unos impuestos de tan sólo el 1%. Precisamente, los últimos y salvajes recortes sociales de Zapatero no habrían sido necesarios en ninguna medida si el impuesto de patrimonio, el tipo máximo del IRPF, el impuesto de sociedades o el impuesto de sucesiones no hubieran sido abolidos o reducidos. Se reducen los impuestos a los ricos y se desmantela el Estado de bienestar al mismo tiempo. La jugada es perfecta.

El fraude ilegal: paraísos fiscales El 82% de las empresas del IBEX están ubicadas en paraísos fiscales, opacos a los países de origen del capital financiero, tan volátil y poco fiscalizable. La economía sumergida se calcula en un 25% del PIB (un 22,3% en Catalunya), respecto el 12-13% de la media europea. Fiscalizar eso supondría recaudar 40.000 millones de euros, perfecto para aliviar el déficit español. Sobre esto los propios inspectores de Hacienda declaran que se les dirige desde el poder político al delito fiscal menor, y se obvia el delito a gran escala. El empresario medio declara al fisco que es mileurista. Como dijo el Bigotes de la Gürtel, “ahora que gobierna el PSOE en Hacienda, irán a por nosotros”. El Bigotes, como tanto otro empresario modélico español, votaba al PP a cambio de la ceguera deliberada de Hacienda: es la simbiosis entre poder político corrupto, empresariado corrupto y ciudadanía complaciente que vampiriza a España.

A primera vista, al ciudadano de a pie le parece que le beneficia la reducción de impuestos que promete Duran Lleida. Pero el ciudadano de a pie no comparte intereses con los más ricos, en absoluto. No tiene un patrimonio, por ejemplo, de 900.000 euros. Y la abolición del impuesto de sucesiones a quién beneficia es, lógicamente, a estos patrimonios, y no a quién paga como máximo 200 euros. Es la demagogia más choricera, hecha, eso sí, de un modo bastante elegante. Pero no por eso deja de ser un timo.

Número de piscinas declaradas por los habitantes de la zona norte de Atenas: 324.

Número de piscinas descubiertas con fotos por Hacienda: 16.974.

Various studies, including one by the Federation of Greek Industries last year, have estimated that the government may be losing as much as $30 billion a year to tax evasion — a figure that would have gone a long way to solving its debt problems.

Íñigo Sáenz de Ugarte, Las piscinas invisibles de Grecia, (3/5/2010)

Hisenda no som tots, un documental necesario. Muy interesante el hecho de que se decida perseguir los paraísos fiscales ahora que el defraudador ya no son grandes fortunas, sino también pequeñas.

One comment

  1. Leído hoy por ahí.

    “El problema no es CIU y sus leyes ultracapitalistas, que todo el mundo sabe lo que son -y aún así les votan-, sino los que van de progres y revolucionarios de izquierdas y acuden prestos, cual ratones abúlicos, a formar cuando les toca la flauta la oligarquía terrateniente y capitalista más ultraderechista que existe.

    La mezcla de su insolidaridad, egoísmo y analfabetismo cerril les convierte, a ellos, hijos de murcianos y andaluces, ¡charnegos!, en la clase de personas más despreciable, manipulable y sumisa por los representantes del ultracapitalismo catalán, a quien únicamente hacen el juego.

    Nazis, intolerantes, charnegos y analfabetos, buenas cualidades para servir de mano de obra barata, mientras berrean cobardemente como chillan las ratas bajo el furor del converso”



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: