h1

Othello en Barcelona > dos cosas que se me olvidaron

30 diciembre 2010

1

Será por mi provincianismo histérico, pero me parece que el teatro catalán adolece de un fuerte tradicionalismo, en esto también estamos atrasados, tanto desde la dirección, que monta escenas bastante convencionales, de ritmos lentos y demasiado sosegados obligando a los actores a simplemente recitar textos, como desde el público, que le va más el rollo Teatre Nacional, que no le salpique nada desde el escenario y estas cosas. Viviendo en Berlín fui al teatro un par de veces, a ver Las amistades peligrosas y Ansia de Sarah Kane, pero no me enteré de nada porque todo era en alemán así que tristemente tuve que dejarlo. Al principio de año vino la compañía de la Berliner Ensemble a interpretar La resistible ascensión de Arturo Ui, según la adaptación de Heiner Müller. Genial, a ritmo de The Night Chicago died, de Paperlace.

En todo caso, los montajes siempre eran atrevidos, porque escondían interesantes reflexiones sobre la obra. En vez de concebirse como un simple hábitat neutro donde colocar los actores, el montaje también era un modo de interpretar la obra a disposición del director, con sus decisiones subjetivas y los pros y contras consecuencia de éstas, allí había creación, allí había arte.

En Catalunya, he encontrado curioso, confundiéndola con complacencia, la tendencia del público a reír gracias ocasionales que resulta que a veces son sarcasmos crueles porque están en dramas y tragedias. No sé por qué ríen. ¿O es una risa nerviosa, acaso, una medida de autoprotección para no dejarse llevar por los duros y brutos canales de lo trágico? Al final de Othello, un silencio absoluto – el público finalmente comulgaba con la tensión dramática que palpitaba dentro de las venas de los actores.

2

One more, one more. Be thus when thou art dead, and I will kill and love thee after.

En Shakespeare, Othello son los celos. Una de las pasiones más chungas, que se instala sobre debilidades, inseguridades y dudas humanas, demasiado humanas, lentamente creciendo y apoderándose de todo el individuo hasta corromperlo. Todo nace del miedo a perder tu ser amado, sobre todo porque en el fondo no nos consideramos digno de él, y en vez de creer que permanecerá con nosotros porque está a gusto y nos quiere y nos ama, nos persigue el miedo a ser abandonados y la sombra aparece y encadenamos al ser amado. Sólo somos capaces de amar aquello que somos capaces de dejar ir.

De hecho, el miedo es sólo una cascada de adrenalina como mecanismo biológico para resolver situaciones difíciles y tenemos que aprender a convivir con él. Pero cuando nos bloquea, se define por generar precisamente aquellos desenlaces que más tememos. Y es que Othello termina matando a Desdémona porque le aterroriza perderla.

3 comentarios

  1. El miedo se disipa con “amor”…en este caso, hacia uno mismo.


  2. Tanto me aburría el teatro nacional que decidí fundar mi propia compañía. Vanity&Girls on the scene. Fue un éxito de camioneros, pero nunca conseguí una reseña en cualquier publicación que no fuera de contactos. Ahora voy más de intelectual, y hago adaptación de libros de Kafka y speech poéticos que terminan con LSD en el cóctel. La cosa va un poco mejor, pero me aburro de nuevo y creo que voy a pasarme a los cortos.

    Interesante reflexión shapesperiana sobre el amor, especialmente para aquellos que ya no tenemos corazón.

    Abrazos parvulescos y feliz ano nuevo!

    VD


  3. Juantxo López de Uralde, dijo hace no demasiado, y de forma manida pero certera “si todo se basa en seguir creciendo, eso es crecer hacia el abismo”.
    Supongo que todo depende de la velocidad a la que prefieras despeñarte.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: