h1

El inminente colapso del Imperio Americano

14 diciembre 2010

Todos somos libres pero hay quiénes son más libres que otros

Ahora que Obama se ha zapaterizado y ha pasado a ser el líder del Partido Republicano, se ha perdido el poco hope que quedaba para la nación dominatrix de la escena mundial del siglo XX. De algún modo, los duelos fratricidas con la Unión Soviética han convertido la celebración de la victoria de la sociedad libre en una fiesta decadente con champán barato y rímel corrido.

CRISIS ENERGÉTICA El 40% de su demanda energética viene del petróleo (el 33% en Europa), del cual posee tan sólo un 1,6% de las reservas mundiales, que tardarán unos 8 años a agotarse (y es el segundo productor en números absolutos). Además, con cierto pensamiento a largo plazo conserva una cantidad estratégica que aún no consume pero que representan sólo 34 días de petróleo al ritmo de consumo actual. Todos hemos escuchado alguna vez aquello de “en Estados Unidos uno sólo puede moverse en coche“: esto da la idea de la potencial parálisis de la primera nación en el escenario post oil peak que muchos estudios aseguran inminente.

IMPERIALISMO Con esta enorme debilidad energética a cuestas, Estados Unidos es el país con más tropas fuera de sus fronteras, el que más gasta en militar y en diez años ha empezado dos guerras de invasión y va camino de perderlas, precisamente en la zona de Oriente Medio (60% de reservas naturales de petróleo), que quiere controlar cueste lo que cueste. Ahora van a por Irán, que intenta defender su poder en la zona (con éxito en Irak) y que ve en la bomba atómica la posibilidad de salvarse de su turno de ocupación norteamericana. EEUU ha sido tradicionalmente muy beligerante con las otras naciones, siempre defendiendo su posición preponderante:

  • es el patrocinador número uno del Estado canalla de Israel, al igual que muchas dictaduras árabes (Arabia Saudí, Egipto, Túnez, Jordania)
  • en un curioso ejercicio de libertad de empresa obliga a las empresas a boicotear Irán, al mismo tiempo que asesina a sus científicos. Puro matonismo con una potencia emergente.
  • con Rusia atrae las ex repúblicas soviéticas con revoluciones naranja donde coloca a políticos proamericanos con promesas de ingresar en la OTAN, escudo de misiles, etcétera (sólo hay que fijarse en la reciente guerra georgiana, donde su mesiánico presidente declaró la guerra a Rusia creyéndose con el apoyo de los EEUU).
  • Con China promueve la secesión de una región antes gobernada por una dictadura teocrática de corte medieval (Tibet) o esponsoriza a premios Nobel como Liu Xiaobo, que ha afirmado que “modernización quiere decir occidentalización en todos los aspectos” y en 1988 que “China necesitaría 300 años más de colonialismo occidental como mínimo para llegar al nivel de Hong Kong”.

La agresividad de Estados Unidos la ha convertido en una nación muy impopular y esto a la larga no puede ser bueno (y a la corta: Al Qaeda, el eje bolivariano, etcétera). Pero este imperialismo recuerda más bien a la casi impotente agresividad del débil que no es capaz de convencer con razones de peso…

Cáspita, si casi parece mi cuenta bancaria

DESEQUILIBRIO FINANCIERO Bush puso dos bombas de relojería en el sistema económico norteamericano: la primera, incentivar la desregulación financiera que ha provocado la crisis actual (crear un núcleo de inestabilidad explosivo en el mismo centro de un sistema ya débil). La segunda, la de la imagen: desde los años 50 que el porcentaje de impuestos sobre el PIB americano no había sido tan bajo. Pero no sólo bajo, sino horrible: los impuestos que pagan las empresas (que sería el azul semioscuro) han disminuido a casi cero, al igual que los impuestos “de los ricos” (el naranja), que prácticamente ha desaparecido. En cambio, el grueso de los impuestos cae sobre el azul clarito: employment, el empleo, y todos los gastos que se desprenden de él (seguros, etcétera): esencialmente, son impuestos sobre actividad económica. Vaya, más regresivo y antieconómico imposible. Bush Jr., en su habitual disfraz de negativo de Robin Hood, introdujo recortes de impuestos a los más ricos que ahora Obama quiere prorrogar para así terminar de enterrar la estabilidad fiscal de los EEUU. Además, los Estados Unidos tiene una deuda pública espectacular (pero pequeña respecto su PIB), de la que Japón y China, ahora el banco con mayor número de divisas, tienen cada una un 20%.

PARÁLISIS POLÍTICA, SOCIAL Y CULTURAL El país se mantiene con unas estructuras políticas diseñadas el siglo diecinueve, habitadas por multimillonarios que son los únicos que pueden costearse una campaña electoral, ubicados en estancadas dinámicas que recuerdan a las españolas: por ejemplo, existe un puritanismo desmesurado que hace del aborto un tema de Estado, casi diseñado ad hoc para separar a dos masas enfrentadas, y con él muchas otras dicotomías artificiales que mantienen el país en un falso estado de división y crispación. Sólo fijarse en el Tea Party y sus eslóganes comparando a Obama con Hitler y Stalin; el Tea Party ha conseguido colocar en varios Estados a candidatos flagrantemente incompetentes y estúpidos, indignos de un país de esa talla (Palin, McDonnell). Es la consagración política de la estupidez retrógrada: en el mercado político de masas, la agenda política ha sido secuestrada por perversas dinámicas totalmente absurdas. Pero en el fondo, como si fuera el PPSOE, que en la superficie van de enemigos pero tienen un consenso básico -y estéril- sobre casi todos los temas importantes. Puritanismo que es una reacción en parte lógica al enorme desarraigo de una sociedad tan individualista como la americana y con un índice de pobreza altísimo en la OCDE (tercero después de México y Turquía), una gran desigualdad en la distribución de renta y una baja esperanza de vida. Con ésas, la educación y sanidad públicas parecen abandonadas por el gobierno, más ocupado en guerrear en Oriente Medio para asegurarse el abastecimiento de petróleo. Otra vez un Imperio con pies de barro…

Con esto, se habla de Brasil, Irán o China… En todo caso son naciones que emergen de modo que les va mejor no ir del brazo del padrecito y esto es ya indicativo… pero aún falta mucho para una reordenación de los poderes; aunque el declive occidental es claro, no será rápido. Esto de inminente colapso era sólo para vender más periódicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: