h1

Wikileaks, controladores aéreos y salvar a la democracia

8 diciembre 2010

Son dos caras de la misma moneda. Lo que sube y lo que baja.

Julian Assange pasará a la historia como un hombre que puso en jaque al decadente Imperio del momento, y sólo con algo tan intangible como información. Nada más. Es espectacular esta versión postmoderna del saber es poder. Igual de espectaculares que las contradicciones a las que llegan los detractores de este demócrata radical. Por un lado los más extremistas comentan que los cables de Wikileaks no dicen nada del otro mundo y al mismo tiempo piden pena de muerte para alguien que lo único que ha hecho ha sido divulgar documentos secretos del gobierno americano, un gobierno de una democracia que supuestamente rinde cuentas a los ciudadanos que lo pagan con sus impuestos.

Cuando se trata de flujos de información, creo que cuanto más libremente circule la información, más fuerte será la sociedad, porque entonces los ciudadanos de los países del mundo pueden pedir responsabilidades a su propio gobierno. Barack Obama

El banco suizo ha congelado la cuenta de Wikileaks, argumentando que Assange no puede probar que es residente de Suiza (Sui-za). Paypal ha eliminado su cuenta. Mastercard no acepta transacciones con Wikileaks. Interpol lo busca como criminal número uno. La justicia sueca lo persigue por unas oscuras y débiles acusaciones de violación con fuertes connotaciones políticas. Wikileaks.org ya no existe. Y todo por divulgar crímenes de guerra en Irak, sí, exacto, los mismos por los que fueron juzgados Milosevic y Karadzic y Goering y Hess y que aún no han sido juzgados en este caso. Por divulgar fehacientes pruebas de delitos del mismo gobierno español, sin ir más lejos, que se saltó la ley en el caso Couso y Guantánamo. Criminales de guerra persiguiendo al héroe que los destapó. No hay nada más.

Los discursos bonitos han caído. Las máscaras se revelan. Obama, el Zapatero americano, se carga la mismísima Primera Enmienda de los Estados Unidos, donde se fundamenta el orgullo de esta nación: la sagrada libertad de expresión. La Interpol no busca a criminales, sino a gente que lucha por los valores de transparencia y democracia. Democracia, esta mascarada, esta débil palabra que sólo existe de verdad si nosotros creemos que vale la pena luchar por ella.

Assange se sabe símbolo de una batalla moral en la defensa del derecho a la libertad de información aunque esta disguste al poder. Es la diferencia entre una democracia y una dictadura. Ramón Lobo

Wikileaks es necesario porque el periodismo ha desaparecido. Los periodistas, antes la conciencia crítica del poder, repiten mecánicamente lo que les pasan las agencias de noticias, el gobierno o el conglomerado mediático de turno. Es el caso de los controladores aéreos. Hay un conflicto laboral entre un patrón, Fomento, y unos trabajadores. En la tele sólo aparece una versión. ¿Ningún periodista pensó en que periodismo consistía también en buscar la otra? Se declara el estado de alarma para militarizar a civiles, algo insólito en democracia. Todo el pueblo indignado contra unos trabajadores que luchan para conservar sus privilegios y que no le deja irse de vacaciones. ¡Delito! El mismo pueblo que el 29 de septiembre, huelga general, no se presentó para luchar por sus propios privilegios. A la mierda. ¿A qué viene esta solidaridad de pueblo cobarde con los poderosos que no dudan en declarar el estado de alarma y roban a los pobres (clase media) para dárselo a los ricos (banqueros y constructores)? ¿Por qué esta infame debilidad que odia a quién lucha por sus derechos, por su convenio laboral, y en cambio admira a los gestos de autoritarismo totalitario? ¿Acaso es esto España?

La educación sentimental de Flaubert, durante el asalto a las Tullerías de 1848:

– ¡Los héroes no huelen bien! – observó el bohemio. (…)

Y empujados penetraron, a su pesar, en un departamento de cuyo techo pendía un dosel de terciopelo rojo. En la parte baja del trono estaba sentado un obrero de barba negra, entreabierta la camisa y con el aire regocijador y estúpido de un macaco. Otros trepaban ya por el estrado para sentarse también allí.

– ¡Valiente mito! – dijo Hussonnet-. ¡He aquí el pueblo soberano!

Hay gente que viendo el panorama abdica y renuncia. Son aquellos que no tienen conciencia histórica. ¿Pero es que cuando fue fácil? Siempre fue difícil. Siempre fue ir a contracorriente. Siempre fue estar al borde del abismo. Siempre fue subir una piedra por la montaña y la piedra volver a caer y nosotros tener que volver a subirla. La historia no la hacen los que dimiten: la hacen los que tragan con sus amargas decepciones del día a día y sonríen para sí mismos, en su peculiar felicidad tan triste, siempre al borde de la derrota pero nunca derrotada, y mantienen su rebeldía intacta y pura y limpia e, impertérritos, continúan el trayecto hacia arriba.

Llega siempre un tiempo en que hay que elegir entre la contemplación y la acción. Albert Camus

5 comentarios

  1. clap clap clap.. aquí ti has lluit nen. Molt ben expressat. Et felicito!

    PD: Ncara no m’has buscat al facebook :P


    • Gràcies! ;)


  2. A mi no m’ha agradat que es publiquin les converses internes de la diplomàcia ni els punts geoestratègics més vitals per als Estats Units, però aplaudeixo el que ha fet amb el tema dels civils a l’Iraq.

    Amb tot, no et fa esgarrifar que és precisament quan es parla de “curiositats” com ara que a Berlusconi li agradin les noietes o que ZP sigui un cínic que se li presta més atenció? Tan podrits estem?

    Ahir van dir un moment que Espanya havia estat d’acord i crec que patrocinat el cop d’Estat a Mauritània. Després no ho han repetit més, i no em sembla casualitat sincerament…

    Pel tema controladors, molt d’acord. El temps dirà, però em fa venir ganes de vomitar veure com tothom ha aplaudit l’entrada de l’exèrcit a la vida pública per “solucionar” un problema. S’ha creat un precedent molt perillós per a la nostra democràcia i la massa està contenta perquè ha tingut quatre dies de festa i han pogut fer torns per fer-se fotos enginyoses davant la Torre Eiffel. Fantàstic.


  3. Per què no t’ha agradat? Els governants d’una democràcia han de ser transparents amb els ciutadans/contribuents. Si no, no hi ha democràcia.

    Sobre les revelacions, per mi són la diferència entre la sospita i la prova… Ara tenim la prova. Toma de la Bastilla again!


  4. Perquè no crec en una veritat absoluta i encara menys en solidificar com a vàlids certs raonaments, idees o opinions que pertanyen a un moment molt particular i la visió d’una sola persona.

    Per altra banda la diplomàcia és una cosa molt dèbil, i cal cuidar-la, no esbombar que pensem els uns dels altres, doncs això no ens acosta a arribar a acords sinó a fer-los més difícils perquè destrueix la confiança entre les parts



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: