h1

La nueva izquierda, en la encrucijada

26 octubre 2010

Una mañana de domingo, a las cuatro de la tarde en la ducha me preguntaba… ¿qué tipo de valores defiende ahora la izquierda política? En el siglo diecinueve, la injusticia era flagrante y sangrante en una sociedad polarizada en dos clases con intereses muy diferenciados, proletarios y burgueses (trabajo versus capital), de modo que la izquierda de corte socialista decidió apadrinar a los parias de la tierra y además con cierto cientificismo en pleno auge positivista. Ahora bien, gradualmente, a medida de que sus propuestas de reforma iban realizándose, el trabajador asalariado se iba aburguesando a medida de que iba adquiriendo cada vez más bienestar y por lo tanto desentendiéndose de la conciencia de clase antaño tan reivindicada. A medida de que su victoria definitiva iba acercándose, la izquierda cada vez se diluía más en el nuevo escenario de la sociedad de masas.

Hemos pasado de clases a  masas y ahora la izquierda parlamentaria defiende, desde un punto de vista un poco demasiado crítico:

  • el trabajo asalariado sin interés en lo social y blindado legalmente contra el despido y por lo tanto muy rígido y egoísta; el trabajador típico trabaja de nueve a seis y después llegado a casa enciende la tele para ver a Belén Esteban y después terminar votando a la Lega Nord, Sarkozy o el PPSOE, sin importarle lo más mínimo que el valor de su trabajo se revierta en la sociedad mientras no esté en el paro. Por lo tanto, ortodoxia respecto el Estado de Bienestar, que se ha convertido en el defensor de una vida monótona y asocial.
  • obsesión por las minorías y el multiculturalismo donde hay una clara defensa del respeto de los derechos de las minorías, plus cosas un poco dudosas como los temas de paridad de género, discriminación positiva, etcétera, pero dónde hay una posición común, un proyecto básico y esencial, que supere el abigarrado mosaico de lo multi? En verdad esta heterodoxia es asquerosamente relativista, pero en verdad existen valores “absolutos” a nivel social, como los DDHH, libertades civiles, garantías democráticas, transparencia institucional, eficiencia en la gestión de los recursos, sostenibilidad, justicia, etcétera.

Por lo tanto, un mismo pensamiento que mezcla ortodoxia y heterodoxia – la defensa fanática de posiciones sobre aborto, Iglesia, despido, etcétera, mezclada con cierto obscurantismo a nivel moral, de premiar a las heterodoxias, a lo que escapa a lo etiquetable, a lo convencional, pero rechazando definir lo social de formas nuevas y frescas que no sea la ortodoxia estatalista de turno.

Ahora la izquierda se tiene que definir como enfrentada a la sociedad de masas y como su superación natural y olvidar el viejo marco de la lucha de clases. Ahora quiénes luchan son lúcidos contra hombres-masa, sea cual sea su clase. Los valores de la izquierda por lo tanto son el espíritu crítico y armónico, aquel que va más allá, con ese punto nietzscheano que se aparta de los totalitarismos de la mediocridad pero que comparte con cristianismo y socialismo una confianza en lo popular y democrático, en lo piramidal de abajo hacia arriba. El trabajador lúcido es aquel que le da a su trabajo un valor social, de revulsivo; un emprendedor o un cooperativista, pero no un asalariado.

One comment

  1. Com m’has agradat avui….

    però ara em crees un dubte….llavors que és la dreta? no hi ha una dreta lúcida?
    Nietzche no m’ha agradat mai, suposo que jo a ell tampoc, sense espai per l’humor i el reconeixens defectuosos de serie nomès ens queda alçar més i més la veu a veure qui és més gallito….

    Respecte l’asalariat, és impepinable un debat imminent sobre les noves formes laborals i la responsabilitat social dels “lúcids”.

    Una abraçada!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: